COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

ANEF despide a Mariano Puga y agradece su vida ejemplar

  Publicado el 16 de Marzo, 2020

Los/as trabajadores/as del Estado lamentan profundamente la partida del padre obrero Mariano Puga Concha, quien a sus 88 años nos dejara, la madruga del sábado 14 de marzo, después de presentar, desde hace varios días, un delicado estado de salud. Lo estuvimos acompañando entre cientos de amigos y familiares hacia su destino final, tal como él lo planificara: junto al pueblo.

La Agrupación Nacional de Empleados Fiscales -ANEF- rinde homenaje y honores a la vida y legado de sacrificio y compromiso social de Mariano Puga, quien a pesar de tener a su disposición todos los privilegios sociales, económicos y culturales, optara por mantenerse siempre del lado de los más pobres, experimentando en carne propia las injusticias económicas y sociales a través de sus votos de pobreza.

A lo largo de todos sus años mostró empatía y solidaridad, asumiendo un rol fundamental y clave contra la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet, siendo detenido en reiteradas ocasiones. Fue así como colaboró directamente con la Vicaría de la Solidaridad en casos de violaciones a los Derechos Humanos y se erigió como un gran defensor de los Derechos Humanos del pueblo de Chile.

Fue un cura del pueblo. Jamás se amilanó en defender la vida con pacificas manifestaciones de rechazo contra la violencia se Estado, fundando con ello el movimiento Sebastián Acevedo, en honor a un padre que, en medio de la desesperación en una plaza pública de Concepción, se inmolara para dar a conocer el secuestro de sus hijos a manos de la Central de Nacional de Informaciones (CNI), brutal y criminal organismo creado por la dictadura para torturar, hacer desaparecer y matar a la oposición de la época.

La Agrupación Nacional de Empleados Fiscales agradece la vida de Mariano Puga y reafirma su compromiso en continuar en la misma senda que tuvieran sus días: defendiendo los Derechos Humanos, el trabajo decente y la vida del pueblo. Su legado de consecuencia y su ética deben ser los fundamentos esenciales para la labor diaria de las organizaciones sindicales.

 

DIRECTORIO NACIONAL ANEF

-Foto: Mariano Puga, Internet

Compartir