COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

ANEF: “No estamos en Guerra”

  Publicado el 21 de Octubre, 2019

Esta Confederación de trabajadores no puede ignorar el lenguaje bélico empleado por el Presidente de la República, Sebastián Piñera Echeñique, para referirse a la movilización y estallido social que se ha producido en nuestro país, sin expresar nuestro rotundo rechazo. Esta actitud demuestra que el gobierno no entiende el profundo malestar que se manifiesta en la ciudadanía, provocado por el continuo abuso de un sistema económico profundamente inequitativo, acompañado de la nula reacción de la sociedad política y nuestros representantes en el parlamento para combatir la desigualdad, en una actitud displicente que parece escuchar principalmente al capital y no al pueblo.

El Presidente de la República al decir “que estamos en guerra contra un enemigo poderoso” comete una irresponsabilidad brutal, por cuanto al declarar estado de emergencia constitucional y estado de sitio, el mensaje que entrega es que el gobierno y las Fuerzas Armadas están en guerra, no solamente contra minorías que saquean y provocan los daños profusamente relevados por los medios de comunicación, sino contra el pueblo, que mayoritariamente se manifiesta pacíficamente en las calles. En efecto, la represión evidente se produce en las calles, plazas y barrios, donde los jóvenes, los trabajadores y las familias se han manifestado por el profundo cansancio que produce vivir y desarrollarse en una sociedad profundamente desigual.

El gobierno parece no entender la voz del pueblo. Da la espalda al profundo significado de este verdadero estallido social: la gente no soporta mas los bajos sueldos, los recortes al gasto social, las pensiones de hambre, la precarización creciente en el ámbito del trabajo, el continuo endeudamiento del pueblo para comprar alimentos, los precios exorbitantes de los servicios básicos y la creciente privatización de las funciones estatales.

El gobierno de Sebastián Piñera ha perdido la racionalidad que debe acompañar a los grandes líderes frente a una crisis nacional. La respuesta armada es una estrategia del miedo y de la incapacidad política para enfrentar lo que ha contribuido a crear: una sociedad disconforme y que ya no soporta las condiciones en que se desenvuelven las relaciones sociales y económicas, que se cimientan en desconocer los derechos y los intereses de la mayoría del tejido social, de los trabajadores, los estudiantes, los jubilados, los pobladores, los modestos usuarios de la medicina pública y, en general, los desvalidos y desarraigados de nuestro país.

El profundo divorcio entre lo que el pueblo necesita y lo que el gobierno hace, se evidencia en esta absurda declaración de guerra que rechazamos y deploramos.

Por lo anterior exigimos al gobierno deponer el Estado de Emergencia, retirar las Fuerzas Armadas de las calles para dar paso a un nuevo diálogo social que termine con el abuso y la precarización de la vida.

DIRECTORIO NACIONAL

Compartir