COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

ANEF requiere al gobierno cumplir con convenios internacionales suscritos por Estado de Chile para dar solución a huelga de hambre de Presos Políticos Mapuche

  Publicado el 30 de Julio, 2020

Ante el aumento de la violencia, la acción racista, y prescindente de las autoridades gubernamentales, instalando en el Wall Mapu, territorio histórico mapuche, un cerco policial y comunicacional que niega cualquier posibilidad racional de salida a esta crisis humanitaria e histórica, la Agrupación Nacional de Empleados/as Fiscales -ANEF- declara a la opinión pública:

  • La actitud del gobierno de Chile, negándose a responder a las legítimas demandas de los presos políticos mapuche, que se encuentran en huelga de hambre por más de 60 días, instala una inusitada violencia institucional, que prescinde de las más mínimas consideraciones humanitarias frente al riesgo evidente de sus vidas. Entre los huelguistas se encuentran 8 presos mapuche en la cárcel de Angol, y el Machi Celestino Córdova quien, en la cárcel de Temuco, cumple más de 85 días de ayuno. Esta acción radical de los presos mapuche es para exigir cambios en las condiciones inhumanas de confinamiento y hacinamiento, en las que cumplen sus condenas los presos políticos mapuches en general. Además, está la negativa a las solicitudes para que, una autoridad ancestral, como el Machi Celestino Córdova, pueda cumplir su condena dentro de su Rewe, territorio en el que ejerce su misión espiritual. Sin embargo, el silencio de las autoridades hace aún más evidente la apatía y la negativa a reconocer, en esas vidas en peligro, los derechos y necesidades de las comunidades originarias. Esto permite concluir que la vida de un mapuche tiene menor valor, considerando especialmente que el asesino de Camilo Catrillanca Marin, que actuó a mansalva, dándole muerte por la espalda, cumple arresto domiciliario.

 

  • Exigimos la voluntad política para que se solucionen estas justas demandas del pueblo mapuche, dando cumplimiento al Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Los Pueblos Indígenas. El respeto a estas herramientas internacionales, que sustentan esta solicitud, constituye las bases para una solución justa que reconozca los derechos inherentes a esta comunidad originaria, con respeto a su identidad cultural y a sus costumbres ancestrales. Instamos al gobierno a cumplir con su mandato, haciéndose cargo de las especificidades reconocidas en estos instrumentos internacionales, que constituyen un consenso ético en relación con las comunidades originarias. Que se generen y se reconozcan salidas alternativas, que exista la voluntad de llegar a acuerdos políticos y no perpetuar la violencia racista con la que se ha querido eludir los compromisos en la materia de la comunidad internacional.

 

  • Son varias las actitudes de las autoridades, que instalan la violencia y la represión como formas anómalas de responder, en el acontecer cotidiano, frente a las tradiciones y las formas de vida de la comunidad mapuche. Durante el último tiempo, las mujeres hortaliceras mapuches han sido reprimidas por agentes del Estado, por vender sus productos como lo han hecho durante decenios. Mujeres mapuche, en su mayoría jefas de hogar, varias de la tercera edad, dependen para su sustento de pequeños espacios de tierra, que ellas trabajan con sus familias, dando mayor bienestar a los suyos y promoviendo la identidad cultural de su pueblo y las riquezas de cada territorio, generando de forma auto convocada los espacios denominados trafkintu, donde se intercambian las semillas, los frutos y otros valores mujeres. La represión de su actividad evidencia la violencia cotidiana que sufre la comunidad mapuche, en la forma de un racismo machista represivo.

 

  • En esta misma línea de conducta de acción represiva, se ha tomado conocimiento de la detención de Daniela Sierra, abogada de los presos políticos mapuches, quien ha sido acusada por agresiones graves a carabineros, aun cuando esta acusación ha sido desmentida por los médicos, como una acusación que no se sostiene en los hechos. Por ende, se concluye que su detención está asociada a su actividad profesional y su compromiso solidario con la causa de sus defendidos, con el agravante que se trata de una joven madre, que por esta circunstancia se ha visto separada de su hijo de apenas 23 días. Solidarizamos con su situación y esperamos su pronta liberación.

 

  • Finalmente, proponemos y exigimos que se haga cumplir el derecho internacional, y que los organismos internacionales pertinentes intervengan. Que el Estado chileno dé cumplimiento y actúe en consonancia con el Convenio 169, el cual adscribió, como la única forma de poner término a la violencia institucional, que no permite una solución justa, y pone en grave peligro la vida de miembros de la comunidad mapuche, quienes exigen desde la cárcel el cumplimiento de estas normas internacionales, acudiendo a decisiones extremas como es una huelga de hambre que ya dura meses.

DIRECTORIO NACIONAL ANEF

*Foto: Referencial, Mapuexpress

Compartir