COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones
Suscríbete al Newsletter de ANEF
SUSCRÍBETE

ANEF respalda Paro Nacional ANEIICH y AFIICH en rechazo a la contrarreforma tributaria regresiva del gobierno

  Publicado el 28 de Agosto, 2018

Estimados/as Compañeros/as,

El gobierno de Sebastián Piñera ingresó, al Congreso Nacional, el Proyecto de Ley de “Modernización Tributaria” para su debate legislativo. Se trata de un texto extenso que interviene una gran cantidad de normas de la legislación tributaria para cuya evaluación trabajan nuestras organizaciones afiliadas, ANEIICH y AFIICH, en función de establecer una posición técnica y política.

En lo fundamental, se trata de un Proyecto de Ley que parte de premisas absolutamente erradas, que pueden ser parte de las particulares convicciones y conveniencias de los actuales personeros de gobierno, pero que no tienen sustento alguno en la realidad.

A diferencia de lo expresado por el presidente de la República y el mensaje del Proyecto de Ley, las problemáticas del Sistema Tributario chileno no radican en una Administración Tributaria que actúa de forma arbitraria. Por el contrario, el SII ha sido reiteradamente reconocido, a nivel internacional y nacional, como un organismo público probo, apegado a la norma y con foco en la facilitación y respeto de los derechos de los contribuyentes. Tanto es así que la proporción de fallos de los Tribunales de Justicia, incluídos los Tribunales Tributarios y Aduaneros, que dan la razón a la posición fiscal es altísima desde su creación como justicia especializada e independiente.

Adicionalmente, y en una revisión aún provisoria, diversas normas incorporadas en el Proyecto de Ley, constituyen un debilitamiento y restricción de la fiscalización que proyecta un alto riesgo para la estabilidad de la recaudación tributaria, por la vía de abrir espacios a la evasión y a la elusión, particularmente de los grandes contribuyentes que recurren a la industria de la “planificación” tributaria.

El Proyecto de Ley incorpora un serie de normas que reducen objetivamente las fuentes de recaudación, que resultan en transferencias multimillonarias dirigidas al 1% más rico de la población. Y a diferencia de lo que declara, no genera facilidades, ni incentivos reales para las PYMEs de nuestro país. Esta situación resulta de la mayor gravedad para el conjunto de la Administración Pública, ya que proyecta un desfinanciamiento estructural de la Función Pública.

Resulta particularmente preocupante el que, quebrantando los estándares reconocidos en esta materias, se pretenda equiparar las reducciones ciertas de recaudación que el Proyecto de Ley establece, con la expectativa de reducción de la evasión para declarar que la propuesta de gobierno es fiscalmente neutra. La neutralidad fiscal de una legislación tributaria se refiere a cómo las normas incrementan y reducen la recaudación en similares condiciones, la proyección de reducción de la evasión se considera como una expectativa que aporta al correcto funcionamiento del sistema, más no puede ser medida como un ingreso nuevo. Por lo demás, el conjunto de normas del propio Proyecto de Ley que limitan y debilitan la fiscalización ponen en duda ese supuesto.

Finalmente, en un hecho inédito, el Proyecto de Ley plantea la creación de un nuevo servicio de Defensoría del Contribuyente, sobre la base de traspasar a funcionarios/as del SII y los TTA, otorgando para ello facultades discrecionales al presidente de la República. Más allá de los alcances que las normas de resguardo de los derechos de los contribuyentes, que nuestra legislación ya contempla, que evaluaremos en su mérito y que pueden resultar positivas de ser correctamente implementadas, es inaceptable que se proponga un proceso de disolución parcial del SII, sin informar a nuestra institución y sin establecer ningún tipo de diálogo con nuestra organizaciones sindicales.

Si el gobierno quiere crear una nueva institución pública debe proveer los recursos necesarios para ello. Rechazamos tajantemente la pretensión de avanzar en esta dirección disminuyendo las capacidades del SII que tanto nos ha costado consolidar. Estimamos que se trata de una propuesta inconstitucional, al afectar la estabilidad laboral y la carrera de los/as funcionarios/as del SII, dejando al arbitrio del poder ejecutivo las definiciones sobre la materia.

En concreto:

1. se trata de de una contrarreforma tributaria de carácter profundamente regresivo, que concentra sus beneficios en el sector minoritario que acapara la mayor riqueza del país.
2. estamos ante un planteamiento cuya sustentabilidad social y económica es cuestionable, por cuanto no es fiscalmente neutro al reducir permanentemente fuentes de recaudación, estableciendo, por un lado, compensaciones de carácter transitorio o, de carácter regresivo y sobreestimadas, por otro.
3. por diversas vías (modificación del Código Tributario, restricciones administrativas al accionar del SII, etc.), tiene la clara intención de debilitar la capacidad fiscalizadora de nuestra institución, poniendo en riesgo la excelencia y prestigio construido con el esfuerzo de todos los funcionarios a lo largo de los 116 años de historia.
4. incorpora una delegación de facultades discrecional y sin limitación legal, por DFL del Presidente de la República, para reducir al SII, traspasando a sus funcionarios/as a la DEDECON; órgano que constituye, en los hechos, una “superintendencia” con capacidades “sancionatorias” respecto de nuestro desempeño institucional del SII.

En el marco de la complejidad de esta situación, que exige una reacción articulada de los/as trabajadores/as del SII, ANEIICH y AFIICH han convocado conjuntamente a un Paro Nacional para este miércoles 29 de Agosto , en defensa del SII y de un Sistema Tributario justo, equitativo y progresivo.

Convocamos a las ANEF Regionales y a nuestras organizaciones de base a respaldar esta movilización en todas las localidades del país.

Saludos fraternales,

José Pérez Debelli                                                 Carlos Insunza Rojas

                                       Secretario General ANEF                                           Presidente Nacional ANEF

Compartir