COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

ANFUNTCH: Estudiando el proyecto, lamentablemente con mucho más agraz del esperado

  Publicado el 07 de Agosto, 2019

Ayer, junto con otro proyecto que además adecúa el Código del Trabajo en materia de documentos electrónicos, finalmente el Gobierno presentó el proyecto de ley de Modernización de la DT el que, con sus 78 páginas de texto y documentos de anexo, estamos en pleno proceso de estudio colegiado y detallado de su texto, el cual acompañamos a hacer también a todos nuestros socios/as y colegas, para lo cual adjuntamos su texto.

Y, aun sabiendo que los proyectos de ley son siempre de los gobiernos de turno y nunca de las organizaciones que estamos interesadas en algunos de sus aspectos y contenidos, anhelábamos esta presentación con una obvia esperanza en el cumplimiento de las aspiraciones referidas a nuestra carrera funcionaria tras largos años de lucha por ello, y también del compromiso, en lo que se refiere a competencias y facultades de la DT, de un contenido técnico impecable y de apreciación transversal y sencilla, sin sesgos ideológicos marcados. Pero, a medida que avanza nuestra lectura y estudio del proyecto, apreciamos, en ambos aspectos, junto con los planteamientos que se nos habían avanzado en el trabajo conjunto, otras propuestas que nos sorprenden, preocupan y desagradan.

Por ejemplo, y entre varios más, en materia de competencias y facultades de la DT se presentan, fuera de toda noticia o conocimiento previo de nuestra parte, y al margen del más mediático y complejo tema de los servicios mínimos al que la prensa quiere mal llevarnos, varios aspectos que se contradicen con la autonomía técnica que se propugna para el Servicio en otras partes del proyecto, además de un riesgo de sobrerregulación de la DT y, peor aún, de privatización de sus funciones públicas que, por supuesto, no compartimos. Y, más todavía, respecto de la carrera funcionaria hay aspectos que ya hemos identificado como profundos y significativos cambios a lo sí precisamente tratado y concordado. Es el caso, por ejemplo, de la total falta de referencia a los grados y números de cargos por escalafones, lo cual aparece con ello sujeto a la total discrecionalidad de la autoridad administrativa que dicte el o los DFL o que concrete el encasillamiento; o el desperfilamiento grave del esencial tercer nivel jerárquico; o, una del todo inaceptable inclusión de una norma caduca del antiguo y polémico DL 3551 en este nuevo estatuto del personal de la DT que, contra todo el sentido que hemos promovido, pretende dejarnos a sus funcionarios/as como de exclusiva confianza de la autoridad de turno.

Ciertamente, al culminar el estudio colectivo del proyecto, y pese al desagrado y la desilusión que estas nuevas sorpresas nos provocan, es obvio que también contienen muchas propuestas positivas en ambos aspectos, y su ingreso y tramitación en el Congreso, además con suma urgencia, plantea una significativa oportunidad, y un gran desafío de trabajo intenso para contribuir, en nuestras modestas pero dignas posibilidades, y con la mayor lucidez y unidad que podamos conformar, a enmendarlos y mejorarlos, en todos los aspectos que lo requieran y las mayorías institucionales lo definan, y lograr que igualmente se apruebe en el breve plazo previsto.

DIRECTORIO EJECUTIVO NACIONAL
ANFUNTCH

Compartir