COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

Aprobar el camino a la Dignidad – Carta al Director (Publicado en El Mercurio)

  Publicado el 15 de Julio, 2020

El miércoles pasado se abrió una posibilidad histórica para nuestro futuro. La Cámara de Diputadas y Diputados aprobó en general el retiro del 10% de los fondos individuales de las AFP junto con el mandato para que el Presidente cree, en el marco de un año, el fondo de ahorro colectivo, lo que implicará a futuro un avance real en la protección de los derechos de las y los trabajadores de Chile.

Sin embargo, muy a contra pelo del proyecto y del amplio respaldo social, el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Juan Sutil, y otros quince hombres economistas, representando al gremio de los grandes empresarios habló de “rectificar el rumbo”, apelando a un supuesto interés por el bien común y el bienestar de las y los trabajadores, que no es más que una defensa férrea al modelo y a sus intereses corporativos.

Es evidente que el neoliberalismo hizo crisis en Chile y también que la mayor parte de la población está de acuerdo con la construcción de un nuevo tipo de Estado que garantice derechos sociales. Sabemos que esto último se demostrará en el proceso constituyente, cuando redactemos una Constitución democrática, que defina un nuevo rol del Estado, garantice y promueva nuestros derechos fundamentales, y considere, consecuentemente, un sistema de seguridad social que asegure una vejez digna.

Es innegable que lo lograremos, a pesar de Piñera, Sutil y de los intereses que ellos defienden, pero hoy más que nunca necesitamos dar un puntapié inicial para resguardar a miles de familias. En razón de esto es que recalcamos que quienes componemos la mayoría trabajadora y producimos la riqueza social, entendemos que debido a la desprotección en la que nos encontramos en esta crisis social, económica y humanitaria, el retiro del 10% de los fondos de pensiones es una alternativa importante y urgente para el grueso de la población. Por eso, en este contexto, es especialmente relevante contar con la creación de un Fondo Colectivo Solidario de Pensiones, que complemente nuestras pensiones de forma progresiva y se financie por los empleadores y el Estado, para contar en un tiempo más con un verdadero sistema de seguridad social.

Por lo anterior, reafirmamos que el actual sistema de ahorro forzoso de las AFP debe dejar de existir como tal, porque beneficia a los grandes empresarios en desmedro de los jubilados que reciben hace décadas pensiones de miseria, especialmente mujeres que trabajaron remunerada o no remuneradamente. En lo inmediato necesitamos que se comience a construir un nuevo modelo. Por eso, en esta ocasión nosotras y nosotros apoyamos el retiro del 10% de los fondos de pensiones y valoramos la creación de un mecanismo solidario colectivo en el que se proyecten los intereses de las mayorías trabajadoras.

Firmamos esta carta dieciséis dirigentas y dirigentes sociales que seguiremos trabajando por transformar Chile.

Compartir