COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones
Suscríbete al Newsletter de ANEF
SUSCRÍBETE

Declaración Pública de ANEF Magallanes por el Día Internacional de la Mujer

  Publicado el 08 de Marzo, 2019

El Consejo Regional de ANEF Magallanes, saluda fraternalmente a las mujeres integrantes y dirigentas de todas nuestras organizaciones de base desplegadas en el territorio regional; y a todas las funcionarias públicas de la región de Magallanes y Antártica Chilena.

Este 8 de marzo, para el mundo laboral y sindical, es de especial significancia, pues existen un conjunto de hechos históricos, que dan contexto y explican el surgimiento de esta conmemoración. Los primeros antecedentes se sitúan en 1857 y las heroicas protestas por conseguir jornadas laborales de 10 horas, en las fábricas textiles en Estados Unidos;  la huelga de planchadoras de cuellos de la ciudad de Troy, en Nueva York, quienes formaron un sindicato y pidieron un aumento de salarios. Estas acciones y otras, marcan hitos que comienzan  a dotar de  visibilidad política, las demandas de las mujeres en el mundo.

Sabemos entonces, que nada para las mujeres ha sido de fácil consecución; a la lucha laboral se suman otras reivindicaciones, vinculadas al acceso a la educación, al derecho a voto, al ingreso a las universidades, a la participación en la vida cívica, política y económica de nuestros países.

En consecuencia, es un día que conmemoramos, porque la lucha ha tenido grandes costos y mártires, pero también celebramos por el coraje y la osadía de las pioneras, las que abrieron camino, las primeras en alzar sus voces, en los diversos espacios, en los que se expresa el dominio patriarcal: la casa, las instituciones, las organizaciones, la economía, la actividad política, etc. La madre de todas las batallas sin lugar a dudas, continúa siendo el sistema patriarcal, sustento ideológico e histórico de la opresión de las mujeres, que unido al modelo capitalista, han sometido a las mujeres a lo largo de la historia a la  invisibilización, explotación y marginación.

Desde esta comprensión de la historia, es que nos resulta indispensable identificar como Anef Magallanes, las nuevas/viejas formas de opresión, presentes también en el Estado. Lamentablemente, pese a los avances que valoramos ciertamente, aún nos encontramos lejos de los estándares a los que aspiramos como sociedad.

Desde Magallanes con fuerza y convicción, exigimos del Estado Chileno, un trato digno y un empleo decente, expresado en justas remuneraciones y condiciones de libertad, equidad, seguridad y respeto a nuestra dignidad humana.

La plena implementación del Trabajo Decente en el Estado es un objetivo irrenunciable, que debe movilizar todos los esfuerzos necesarios para que el Estado, en su calidad de empleador, se convierta en un ejemplo y referente para el sector privado. Se trata en definitiva de fortalecer la función pública y aportar en la construcción de más y mejor Estado al servicio de todos los chilenos y chilenas.

Al respecto, estamos convencidas/os y denunciamos hoy en el Día Internacional de la Mujer, que se maltrata a las mujeres en el Estado, cuando se las contrata a Honorarios, para cumplir funciones de carácter permanente, precarizando aún más la función pública y las condiciones laborales de dichas trabajadoras; se maltrata a las mujeres en el Estado, cuando debido a esta relación contractual, no pueden acceder a los derechos de la maternidad y el cuidado infantil, entre otros; se maltrata a las mujeres en el Estado cuando persisten brechas salariales y las mujeres nos concentramos en los grados peor remunerados. Y entonces nos detenemos en la historia y nos parece retroceder violentamente a 1857.

En este mismo contexto, muchos se preguntarán por qué en Chile no se produce una adhesión masiva a la Huelga Internacional de Mujeres convocada para el día de hoy; una respuesta posible, es que en Chile se castiga la movilización sindical: con descuentos de remuneraciones; generación de listas de control funcionario; imposición de mecanismos de devolución de horas de movilización aumentando la jornada laboral; propiciando el reemplazo de quienes se movilizan con funcionarios/as de confianza, etc., todas prácticas que están muy lejos de los estándares internacionales en la materia.

Como se apreciará, la historia que iniciaran las huelguistas de 1857, aún no ha cesado de escribirse. Hemos avanzado sin duda; no obstante aún requerimos de todo nuestro coraje, para cambiar a favor de los trabajadores y trabajadoras, las correlaciones de fuerza que permitan la conquista de nuestra plena dignidad.

Somos herederas de una cadena invisible de coraje y valentías, que han significado avance y desarrollo humano a nuestras sociedades. De algo también estamos seguras, sólo fortaleciendo nuestro accionar colectivo unitario, recuperando y fortaleciendo los lazos de complicidad y solidaridad entre mujeres, es que podremos transitar el glorioso camino de la justicia, la equidad y la conquista de la dignidad…por nosotras…por las que vendrán.

Un abrazo a cada una y a seguir con valentía, unidad y esperanza, construyendo y soñando un mejor mundo para todos y todas.

Viva el 8 de marzo!

Vivan las mujeres magallánicas!

Porque vivas y felices nos queremos!!

Punta Arenas, 8 de marzo de 2019.

Declaración Pública Día Internacional de la Mujer (1)

Compartir