COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

Dirigentes nacionales y de la región de Los Lagos de ANEF y ASUME repudiaron despido arbitrario de funcionaria que se encontraba con fuero maternal

  Publicado el 06 de Noviembre, 2020

La ANEF y la Asociación de Funcionarios/as de la Superintendencia de Educación (ASUME), junto a diversas organizaciones sindicales, repudiaron el despido injustificado de la trabajadora de la Superintendencia de Educación de la Región de Los Lagos, quien se encontraba haciendo uso de su fuero maternal. El despido se produjo cuando su hija estaba recién nacida, con tan sólo un mes de vida. Asimismo, anunciaron que tomarán diversas acciones y medidas para revertir el despido arbitrario de que fuera objeto la funcionaria pública.

El presidente regional de ASUME, Juan Álvarez, señaló que los argumentos planteados en la destitución, no se ajustan a la realidad que ocurre en el servicio. “Creemos que es una destitución grave porque se está vulnerando el derecho a la maternidad de una mujer trabajadora y socia de ASUME”, dijo.

“Estas son cosas que no deben ocurrir y que no podemos dejar pasar. Porque creemos que es muy delicado y violenta los derechos del niño y de la madre. El slogan de nuestro servicio, dice los niños primeros. Al parecer en esta situación se olvidan de que hay una niña de tan sólo un mes de vida de por medio”, agregó.

“Esperamos revertir esta situación, porque encontramos injusto esta destitución de nuestra colega”, explicó el presidente de ASUME Los Lagos.

La presidenta de la ANEF de Los Lagos, Pamela Espinoza, fue enfática al señalar que el despido de la funcionaria de la Superintendencia de Educación, es un despido que vulnera el fuero maternal.

“Nos parece que es contradictorio con el discurso en materia de género y de la incorporación de las mujeres al mundo del trabajo. Nos parece que esto no solamente vulnera la normativa en nuestro país, sino también los acuerdos internacionales en materia de respeto a los derechos de las mujeres trabajadoras y la erradicación de obstáculos para que estas puedan ingresar al mundo del trabajo remunerado”, afirmó.

En ese sentido, la dirigenta planteó que hay una incoherencia por parte de las autoridades de Gobierno. “Nosotros creemos que una directora regional y un director nacional de la Superintendencia de Educación no pueden desconocer una normativa tan sentida, como es el respeto al fuero maternal y al derecho de las mujeres trabajadoras en materia de maternidad”, manifestó.

“Hoy vemos como se vulnera y trasgrede los derechos de las mujeres trabajadoras. Por un lado, tenemos este tipo de acciones que vulneran los derechos de las mujeres en el trabajo y, por otro lado, tenemos a las autoridades que levantan la voz por la incorporación de las mujeres al mundo del trabajo remunerado. No se entiende (…) Pensábamos que en el año 2000 este tipo de situaciones ya habían quedado en el pasado, porque Chile ha suscrito diversos acuerdos, como 183 de la OIT y otros más que tienen que ver con la igualdad de género, que a través de acciones como estas vemos que se vulneran gravemente”, declaró la dirigenta.

“Por algo Chile ha suscrito estos acuerdos que están claramente siendo vulnerados por las personas a cargo de las decisiones de la Superintendencia de Educación. Frente al discurso pro-vida que normalmente enarbola la gente que está a cargo de la administración del Estado en este momento, se produce una contradicción importante. Porque el discurso pro-vida, tiene que ver también con proteger a las mujeres, proteger a los niños y niñas en un momento de mayor vulnerabilidad y de mayor necesidad de protección en todos los ámbitos”, indicó Espinoza.

El presidente nacional de ASUME, Patricio Cerda, calificó a la máxima autoridad de la Superintendencia de Educación, como tozuda. “Ha dado una señal muy compleja y difícil, no solamente para los trabajadores de la Súper de Educación, sino que a todos los trabajadores y trabajadoras del sector público. Acá se ha adoptado una medida que es absolutamente desproporcional con respecto a las supuestas faltas que se habrían cometido por nuestra colega. La destitución es una medida excepcional que se aplica fundamentalmente cuando hay faltas graves a la probidad administrativa”, puntualizó.

“Lo que nosotros hemos revisado con nuestros abogados, es que esas condiciones no se están dando. Por lo tanto, además de vulnerar a una mujer, en términos de su fuero maternal, hay una medida desproporcionada en cuanto a las faltas que se habrían cometido, que tienen que ver con situaciones administrativas”, destacó el dirigente nacional.

Por su parte, el presidente nacional de la ANEF, José Pérez Debelli, fue enfático en señalar que la medida adoptada por la autoridad vulnera absolutamente los derechos de la trabajadora, y que violenta los derechos de su hija recién nacida, su familia y a todos y todas los trabajadores y trabajadoras.

“Repudiamos el despido arbitrario de una trabajadora, con una hija recién nacida, quien se encontraba haciendo uso del Fuero Maternal al momento de su notificación. Rechazamos esta acción violenta de despido de una trabajadora con fuero maternal. Es una acción reprochable y vergonzosa que pretende naturalizar el abuso de poder de la autoridad, vulnerando los derechos fundamentales de las mujeres trabajadoras, tanto del sector público como del privado”, sentenció.

Finalizó indicando que la trabajadora no está sola. Que la Confederación está con ella y que se pondrán a disposición para realizar las acciones que sean necesarias para retrotraer esta injusta medida.

*Fuente: El Ajitador

Compartir