COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones
Suscríbete al Newsletter de ANEF
SUSCRÍBETE

El rol clave que jugó la Anef en las negociaciones entre los gremios de Gendarmería y el Gobierno

  Publicado el 29 de Junio, 2018

A las 11.30 horas de este viernes se dará inicio a la mesa de trabajo entre la directora nacional de Gendarmería, Claudia Bendeck, y cinco gremios de funcionarios que el pasado martes estuvieron al borde de un paro nacional. Lo anterior, con el fin de abordar el petitorio de los gendarmes, el cual se basa en buscar la ampliación de la carrera funcionaria, mayor dotación de personal, mejoras en la escala de ascenso y construcción de nuevas cárceles. Mismas demandas que, afirman los uniformados, vienen solicitando hace más de 10 años y que no fueron acogidas por Bendeck en los primeros encuentros que sostuvieron cuando asumió. Esto los llevó a negarse a conversar el petitorio solo con ella, que es lo que indicaba el Ministerio de Justicia. Para los funcionarios, la directora había dejado de ser “una interlocutora válida”.

Es por ello que exigían un encuentro también con el ministro de Justicia, Hernán Larraín y el subsecretario de la cartera, Juan José Ossa. La cita se concretó y se acordó, finalmente, la realización de dicha mesa liderada por la directora nacional, quien tendrá un plazo de 90 días para presentar los acuerdos ante Larraín. Consenso, aseguraron desde los gremios de Gendarmería, que no fue fácil de conseguir. La reunión en la sede del Ministerio de Justicia se extendió por cerca de cuatro horas, pues lograr un acuerdo para conciliar la forma en la que se iba a tratar la problemática generó opiniones divididas. Para zanjar el asunto, indicaron fuentes al interior de Justicia y de los gremios, un papel importante fue el que jugó la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef). Tanto el presidente del organismo, Carlos Insunza, y el secretario general, José Pérez, -quienes participaron del encuentro- se habrían encargado de articular las conversaciones entre los gendarmes y los representantes del Gobierno. Cometido que terminó llevando la negociación a buen término.

Abrir canales de diálogo

“De las cinco organizaciones que estaban en proceso de movilización, dos son afiliadas de la Anef (Anfup y Adiptgen). Entonces, nosotros efectivamente habíamos venido monitoreando la situación que se había creado en Gendarmería, y cuando la situación empezó a escalar, nos pusimos a disposición de las organizaciones”, explicó a Emol Insunza. La idea, continuó, fue poder “abrir un canal de conversación que había sido infructuoso. Efectivamente tuvimos la posibilidad de articular este espacio de conversación y de participar, en nuestra calidad de confederación, de esa conversación en función de conciliar el acuerdo que permitiera poner en el centro las demandas de los funcionarios penitenciarios y de proyectar un proceso de instalar una agenda de trabajo”. Insunza enfatizó en que la tarea de la Anef fue “abrir un canal de conversación que permitió habilitar un espacio de diálogo que resolviera de buena manera y con un acuerdo en el proceso que se está generando”.

“Abrimos una conversación con el subsecretario (Ossa) planteándole que a nosotros nos parecía que era indispensable el que hubiera un espacio de diálogo, en que el ministro expresara directamente los compromisos con los funcionarios (…). Efectivamente eso permitió finalmente cursar esta reunión en que se concuerda el proceso que se va a desarrollar durante los próximos meses”, recalcó.

“La Anef fue un mediador entre la autoridad y nosotros”, manifestó, por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (Anfup), Patricio Baquedano. Para Baquedano, efectivamente el papel que jugó el organismo liderado por Insunza fue “fundamental para lograr una agenda de trabajo, para así poder llegar a un buen puerto con el Ministerio de Justicia”.

“Nos ayudaron a definir algunos puntos con las autoridades. Agradecemos las facilidades y el tiempo que tuvieron ellos con nosotros (…). Pero los cinco gremios de Gendarmería fuimos quienes pusimos los puntos sobre la mesa”, destacó el dirigente.

¿Confianza en la mesa de trabajo?

En cuanto a la mesa de trabajo que comenzará hoy y se extenderá durante tres meses, Insunza, consultado si confía en que en ella se logre un acuerdo definitivo, respondió que “eso habrá que evaluarlo en el camino”. “Las instituciones de Gendarmería valoraron que hubo un compromiso muy explícito de parte del ministro, del subsecretario, de la subsecretaria de Derechos Humanos (Lorena Recabarren), en términos de que hay un compromiso de ir recibiendo los informes de parte de la directora”, añadió.

Y continuó: “Es claro que si escaló la situación hasta este nivel es porque había confianzas quebrantadas. Pero la mejor forma de restablecerlas es, en concreto, con acciones que vayan demostrando que los compromisos se vayan materializando a lo largo del proceso”. “Nosotros confiamos en el ministro de Justicia, en el subsecretario de Justicia. Obviamente vamos a trabajar también con la directora nacional”, agregó Baquedano. Finalmente, concluyó señalando que “esperemos recuperar las confianzas con ella (Bendeck). Pero sí confiamos en el ministro de Justicia”.

Fuente: Emol

 

Compartir