COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

Gremios de salud y la ANEF en estado de alerta por tramitación de ley de incentivo al retiro

  Publicado el 05 de Julio, 2012
Santiago, 05 de Julio de 2012: Un profundo rechazo manifestaron los actores de la salud, agrupados en la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats) y la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de la Salud (Fenpruss), junto a la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), en respuesta al proyecto de ley que modifica las condiciones del retiro de los trabajadores públicos.
Raúl de la Puente, presidente de la ANEF, criticó el proyecto expuesto por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, y llamó a los trabajadores a expresar su descontento: “Queremos hoy día manifestar nuestro rechazo a este proyecto de ley de la salud que menoscaba, hacer perder un derecho adquirido ya ganado por los trabajadores. La ANEF va a continuar en la lucha para que estas personas puedan recuperar este derecho”, dijo.
Los dirigentes señalaron que el proyecto del Ejecutivo es discriminatorio, pues no se aplicará a todos los funcionarios, e incluso, se le ha privado a quienes, por diversos motivos, no quisieron jubilar en 2010.
Además, señalaron que la propuesta del ministro Larraín es insuficiente, pues se les ofreció 395 UF, mientras los gremios solicitan un monto de 527.
Marina Guevara, presidenta de Fenpruss, aseguró que es primera vez que un gobierno sanciona a los empleados públicos de esta manera privándolos de sus jubilaciones, lo que implicará que tendrán que seguir trabajando a pesar de su avanzada edad: “Hacemos un llamado a las bases del país a permanecer en estado de alerta y trabajar mancomunadamente como movimiento sindical para reemplazar el actual y único sistema de pensiones que es el responsable de que, cada cierto tiempo, los gremios tengamos que estar negociando con el Gobierno para obtener paliativos como el que se acaba de aprobar”, subrayó.
Óscar Riveros, presidente de la Fenats, manifestó que el proyecto de ley impuesto por el Gobierno resulta dañino y discriminatorio para sus compañeros, pues entre los trabajadores que no podrán recibir su jubilación, se encuentra un gran número de adultos mayores: “Son gente que está sobre los 65 años y hasta los 86 años, en algunos casos, que van a quedar sin incentivo al retiro, que no están considerados en el proyecto de ley. Me parece de tremenda gravedad que se esté discriminando a chilenos y chilenas que, en el caso de la salud, han entregado una vida de vocación y esfuerzo para salvar vidas. Por eso hacemos notar la insensibilidad del Gobierno respecto de este tema y, particularmente, del ministro de Hacienda que con mucha arrogancia y prepotencia llega a instalarlo sin mover ni una sola coma del proyecto original”, recalcó.
Riveros manifestó que no se descartan movilizaciones del sector de la Salud, y que no aceptarán este tipo de acciones por parte del Gobierno.
La iniciativa legal se encuentra en tercer trámite legislativo, en comisión mixta y, de aprobarse en las actuales condiciones, los gremios recurrirán al Tribunal Constitucional.

 

Compartir