COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

Mesa de Unidad Social por cabildos autoconvocados abiertos

  Publicado el 03 de Noviembre, 2019

El pueblo chileno, movilizado masivamente contra las profundas desigualdades y reiterados abusos que viene sufriendo por décadas, se ha dado a la tarea de reunirse en Cabildos a lo largo y ancho del país para construir un pliego unitario de demandas estructurales y coyunturales como exigencias al Estado.

Este espacio nace bajo el diagnóstico que la gente ha hecho en las calles : la crisis social y política actual contra la desigualdad y el abuso sólo se solucionará con una extensión y profundización de la democracia, que traiga como resultado un nuevo marco institucional expresado en una Constitución Política emanada de la voluntad y participación ciudadana, donde los derechos sean efectivamente reconocidos y las desigualdades enfrentadas. Por ello, miles de personas se han autoconvocado en cabildos desarrollados en sus espacios de trabajo, barrios, escuelas, universidades, juntas de vecinos, sindicatos y en todo lugar que permitiera reflexionar colectivamente sobre el momento actual en Chile y concordar propuestas con sus demandas más importantes y urgentes.

Con los cabildos se da el primer paso en la construcción de un Chile radicalmente democrático, promoviendo la organización territorial y la participación política de quienes han sido excluidos y que han vivido en carne propia el menoscabo de los derechos sociales y precarización de sus vidas y que por años vienen reclamando sin ser escuchados, como los trabajadores, mujeres, estudiantes, pueblos originarios, territorios abandonados, migrantes, entre tantos otros.

Para contribuir a estos diálogos Unidad Social ha ofrecido su apoyo para que se realicen de manera sistemática, proponiendo preguntas vinculadas al origen de los conflictos y los malestares ciudadanos, cómo avanzar en la justicia social, las demandas prioritarias, las acciones ciudadanas, y la necesidad de una Asamblea Constituyente para construir participativamente una Nueva Constitución.

En 6 días han participado 10.000 personas en 73 comunas en todas las regiones del país, Para la sistematización de conclusiones cuenta con un equipo de profesionales interdisciplinarios experimentados que están sistematizando la información.

Los problemas centrales que se han identificado en esta sistematización preliminar y que dan pie al malestar ciudadano, es la grave y aguda desigualdad social en el marco de un sistema neoliberal que ha precarizado la vida de chilenas y chilenos, que hace angustiante a las familias llegar al final del mes. A su vez, la actividad política y las
instituciones donde se ejerce -gobierno, Congreso, partidos- están fuertemente cuestionadas y no son creíbles. Hay un alto nivel de coincidencia en que la Constitución de 1980 -herencia de la dictadura cívico militar que las reformas que se le ha hecho desde 1989 no han logrado superar- es el gran obstáculo para superar un modelo concentrador
de la riqueza y contar con políticas públicas que promuevan efectivamente la justicia social y la solidaridad. Por su parte, la privatización de bienes públicos que garantizan derechos sociales básicos -como el agua, la salud, la educación, la energía, el sistema de pensiones-, la sobreexplotación de los recursos naturales y las bajas pensiones , el consumismo desatado y el endeudamiento permanente de las familias para poder subsistir, acrecentando la riqueza de los bancos y tiendas, son parte central de este malestar, incluida la falta de justicia social, la impunidad permanente de los abusadores y hasta la burla de las autoridades insensibles ante las angustiantes necesidades de los chilenos y chilenas.

Para avanzar hacia una justicia social efectiva, los cabildos plantean que el país debe contar con un nuevo modelo de desarrollo y una nueva institucionalidad expresada en una Nueva Constitución , surgida de una Asamblea Constituyente donde estén representados todos los sectores del país y, en especial, aquellos que han sido excluidos
de todo.

● Nueva constitución, asamblea constituyente educación pública de calidad y gratuita;
● creación de un sistema público único de salud con los recursos;
● nuevo sistema de pensiones, de reparto y solidario;
● protección del medio ambiente;
● no más zonas de sacrificio;
● nacionalización de bienes públicos comunes como agua. energía y de recursos naturales como el litio y cobre así como de servicios básicos;
● aumento sustancial del salario mínimo y mejoras al sistema laboral;
● necesarios para una atención oportuna y de calidad y sin privatizaciones encubiertas como las listas de espera;
● acceso efectivo y mejoramiento de la vivienda;
● reforma tributaria y modificación del sistema impositivo donde los más ricos deben aportar más;
● justicia real y oportuna por violación a los derechos humanos.
● Igualdad de Género y enfoque feminista para las políticas públicas
● Rechazo al Tratado Transpacífico que afecta nuestras vidas.

En definitiva, los chilenos exigen una democracia real y participativa, que incluya efectivamente a chilenas y chilenos, a mujeres, pueblos originarios, niños, niñas y migrantes. Agradecemos a la ciudadanía que ha participado en los cabildos, y a quienes nos hayan hecho llegar a nuestro correo unidadsocialnacional@gmail.com los resultados de aquellas reflexiones.

Mesa de Unidad Social

Compartir