COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

OPINION | ¿Gato por liebre?: consideraciones a la Reforma Tributaria

  Publicado el 14 de Marzo, 2019

Como bien sabemos a través de los medios de comunicación masivos, el  Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, hizo un llamado a la oposición a debatir sobre la Reforma Tributaria que empuja el Ejecutivo (que ha encontrado una férrea resistencia en la oposición).  Y dijo que “Negarse a la idea de legislar es como negarse a debatir.”

Los trabajadores del Estado le solicitamos al señor Ministro de Hacienda que no siga confundiendo a la ciudadanía, pues nadie interesado en la distribución de los ingresos y en la Justicia Tributaria se podría negar a debatir. La Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) y sus asociaciones afiliadas del Servicio de Impuestos Internos, se niegan a las inequidades que consolidarían la Nueva Reforma Tributaria de ser aprobada, pero no al  dialogo como proceso democrático. 

La ANEF hará todos los esfuerzos para que a la ciudadanía no se le  pase gato por liebre; porque a diferencia de lo que dice el Gobierno en cuanto a que la Nueva Reforma se trataría de una “modernización tributaria”  para “simplificar el sistema tributario”, “apoyar a las pymes y clase media”, “mejorar la protección de los derechos de los contribuyentes” y fortalecer la “certeza jurídica”,  lo que contiene en exactitud es un conjunto de medidas que sólo beneficiarían a las grandes empresas y al 1% más enriquecido de la población. Complejizando la tributación de las Pymes, obligándolas a llevar contabilidades completas, eliminando el beneficio de la depreciación instantánea permanente y aumentando sus costos operacionales a través de la boleta electrónica obligatoria. Y no tan sólo eso, sino que además, a diferencia de lo que el sentido común indica,  debilitaría el sistema de fiscalización favoreciendo la evasión y elusión de las grandes corporaciones a través de planificaciones tributarias agresivas.

La ciudadanía debe saber que este proyecto de ley contempla “beneficios tributarios” por más de 1.100 millones de dólares al año  a la grandes empresas, las que además, podrán rebajar de sus impuestos a través de otros ítems  o gastos “voluntarios”, multas y sanciones por colusión empresarial, tales como las aplicadas a las industrias del pollo o el papel higiénico. Podrían descontar de sus impuestos, en caso que se apruebe este proyecto de ley, el pago que hacen las Isapres a sus abogados para litigar contra los recursos de protección  interpuestos por sus usuarios, por malas prácticas empresariales. Asimismo, pagos de impuestos por transacciones empresariales, como el realizado por Tianqui el año 2018 por la compra de Soquimich, por más de 1000 millones de dólares, podrían no efectuarse con la derogación tácita que se generaría de la norma general anti elusión.

Y como si esto fuera poco, se contempla un perdonazo de multas e intereses de causas actualmente alojadas en Tribunales Tributarios, por un monto que duplica al monto condonado a la empresa Jhonson´s el año 2012, y que generó un escándalo nacional que terminó con la salida del director del SII de ese entonces.

Señor Ministro, los trabajadores y trabajadoras del Estado no nos negamos al dialogo ni al debate, pero sí a que su Gobierno le devuelva impuestos a los más enriquecidos del país, impuestos que permitirían  subir las pensiones básicas de 107 mil pesos a 200 mil pesos.  No nos negamos al dialogo ni al debate, pero sí a que su Gobierno con su propuesta de nueva Reforma  facilite la evasión y elusión tributaria.

A los parlamentarios, trabajadores públicos elegidos para canalizar las demandas  ciudadanas y legislar  en beneficio del bien común, les solicitamos y exigimos revisar en su totalidad y complejidad este proyecto, sin perder  de vista que  los Sistemas Tributarios mundiales tienen como objetivo acortar las brechas de la desigualdad y  promover la distribución de los  ingresos nacionales. Exigimos a los parlamentarios escuchar las opiniones del conjunto  de los actores sociales que concurrimos  a la Comisión se Hacienda de la Cámara, porque existe la convicción que este proyecto de ley no cumple con los requisitos mínimos de una política pública. Chile necesita Justicia Tributaria.

Columna de Opinión escrita por José Pérez Debelli, presidente ANEF, y Marcos González, presidente ANEIICH, en El Mostrador

 

 

Compartir