COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

Opinión: Ignacio Briones, el nuevo hechicero de la tribu

  Publicado el 05 de Noviembre, 2019

El cambio de gabinete de la semana pasada pasó instantáneamente de la leve expectativa, a la decepción y de vuelta al rechazo. El maquetado “cambio de tono” no compensa el nulo cambio de agenda, y menos la persistente manipulación de la información.

En un contexto de profunda desconfianza por parte de la ciudadanía hacia las instituciones, el manejo transparente y fidedigno de la información por parte de las autoridades resulta indispensable. Pese a que este principio debiera ser claro para el gobierno del presidente Sebastián Piñera, más en la situación social vigente, la entrega de los resultados del Sistema de Admisión Escolar para la Región Metropolitana, cuya publicación ocurrió después del cambio de gabinete, dejó en evidencia que no existe pudor alguno por parte del gobierno para manipular y tergiversar la información, con tal de cumplir sus propios objetivos políticos.

Por su parte, este domingo 3 de octubre, en una entrevista televisiva, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, ha afirmado que “la semana pasada la recaudación de IVA bajó 25%, es enorme”. Qué duda cabe que una información de este carácter resulta preocupante y, en el contexto en que el ministro la expone, constituye una presión sobre el proceso de movilización social que cruza a nuestro país.

Pero, para sustentar una afirmación tan compleja, parece indispensable que el ministro Briones explique con claridad la fuente de dicha información y la metodología que se usó para su determinación, y asimismo, el punto de comparación utilizado.

El IVA es un impuesto de declaración mensual, por lo que hablar de recaudación semanal resulta ajeno a la regulación del mismo. Pero además, no resulta en absoluto claro cómo es que se determina la recaudación del IVA de semanas del mes de octubre, cuando los contribuyentes pueden facturar hasta el día 10 de este mes las ventas realizadas en el período que alude el ministro.

Pero además, como cualquier contribuyente afecto a la obligación de declarar mensualmente el Formulario 29 sabe, la fecha para dicha declaración es el día 12 del mes siguiente, y el día 20 para un importante número de contribuyentes, esto sin considerar las facilidades que el propio gobierno y el SII han instruido en la materia. Por lo que es absolutamente claro que el IVA del mes de octubre aún no ha sido declarado, ni pagado por parte de los contribuyentes, por lo que no es posible que exista dato alguno de recaudación respecto de la semana que el ministro indica para comparar. Y si la referencia fuera al pago efectivo del IVA del mes de septiembre, su plazo de declaración y pago aún no ha vencido.

Teniendo a la vista los hechos anteriores, la afirmación del ministro sólo podría ser el resultado de algún tipo de proyección basada en el flujo de facturación electrónica registrado por el SII. Lo cierto es que esos datos tampoco sustentan la afirmación.

En la misma entrevista y en el mismo tenor, el ministro Briones ha explicado la reducción de la proyección de crecimiento del país, por parte del gobierno, a 2,2% para este 2019. Nuevamente atribuye a la movilización social la responsabilidad de este ajuste. Y nuevamente, estamos ante una afirmación que no transparenta su origen.

Lo cierto es que el debate sobre la inflada proyección de crecimiento que el gobierno mantuvo desde la tramitación del Presupuesto 2019, ha sido discutido por meses. Es así que el Banco Central ha ido ajustando, a un ritmo mucho más claro y honesto, su proyección de crecimiento en el IPOM. Para septiembre pasado, ya el BC había proyectado un crecimiento a la baja, en el rango de 2,25% y 2,75%, sin que mediara ninguno de los hechos que hoy vivimos.

Por tanto, lo que el ministro ha hecho es reducir la proyección de crecimiento del gobierno al piso de las cifras entregadas por el IPOM el mes antepasado. Ha sincerado una cifra que había sido duramente debatida por economistas de oposición, lo que no guarda ninguna relación con el movimiento social en curso, ni sus efectos económicos.

El debut del ministro Briones parece delinear que, finalmente, más allá de su edad o trayectoria, estamos ante un ministro de Hacienda profundamente dogmático, y que ha asumido, como parte de su nuevo nombramiento, el rol de hechicero de la tribu y agorero de todos los males, para quienes osen ir más allá del credo neoliberal.

-Columna de opinión escrita por el vicepresidente de Regiones ANEF, Carlos Insunza.

-Publicada en El Desconcierto 

Compartir