COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

ANEF CONDENA LA REPRESIÓN CONTRA EL PUEBLO COLOMBIANO Y APOYA LA CONTINUIDAD DEL PARO CONTRA LAS VIOLACIONES DE DD.HH Y LAS DEMANDAS SOCIALES

  Publicado el 05 de Mayo, 2021

La Agrupación Nacional de Empleados Fiscales ANEF, condena enérgicamente la brutal represión al pueblo colombiano, ejercida por el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía Nacional, ESMAD. Lamentamos que en distintos países de América Latina, se repita el silencio de los gobiernos, que no condenan, ni detienen el abuso indiscriminado, y el uso criminal de la fuerza de sus policías, contra la población desarmada.

Desde el 28 de abril del 2021 el pueblo de Colombia se levanta, en primera instancia, contra el proyecto de reforma tributaria que intentaba gravar los ingresos de todos/as los colombianos. No obstante que el gobierno de Iván Duque instruyó retirar su tramitación, las manifestaciones continuaron, contra los bajos salarios, la desigualdad y la reforma de pensiones entre otras reivindicaciones. Se trata de una reacción popular contra las políticas neoliberales implementadas por el gobierno colombiano, similares a las establecidas en Chile, con un gobierno con la misma impronta ideológica de su par chileno, que está violando, flagrantemente los derechos humanos en Colombia.

Al descontento social contra la injusticia, se ha sumado la grave crisis de violación de derechos humanos cometida bajo el gobierno de Duque contra la población indefensa, provocando la muerte de 28 personas, en no más de 5 días, 800 heridos, 1089 casos de violencia, 726 detenciones arbitrarias, 5 desaparecidos, 12 personas con mutilación ocular y violación de 6 mujeres por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios, unidad especial de la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional de Colombia.

Los trabajadores/as del Estado, aglutinados en ANEF, denuncian las características similares de los gobiernos de Chile y Colombia, que se pavonearon en su momento con su enérgica condena contra violaciones de derechos humanos y que, hoy, con plena impunidad, reprimen y criminalizan con idénticas particularidades la protesta social, invocando intervenciones extranjeras o financiamientos de supuestos grupos subversivos; criminalizando la legítima protesta ciudadana a la que, por razones ideológicas, intereses y privilegios, se niegan a dar respuestas estructurales de cambio.

La ANEF empatiza con el pueblo colombiano, que al igual que el nuestro, es víctima de la oligarquía nacional, y sufre las consecuencias del abuso económico, social y político, en el marco de una de las peores crisis sanitarias de la humanidad.

Solidarizamos con las y los trabajadoras/es de Colombia y particularmente con sus trabajadores/as del Estado, e instamos al gobierno de ese país a terminar con la masacre de jóvenes y ciudadanos/as desamparados.

Respaldamos la continuidad del paro, y las movilizaciones pacíficas en consonancia con las decisiones del Comité Nacional de Paro, y las múltiples organizaciones sociales que lo acompañan.

Nos sumamos a las legítimas demandas del pueblo de Colombia por la desmilitarización de las ciudades, la desmovilización y término del Esmad, castigo para los responsables de la brutal represión, y por el respeto irrestricto del derecho a la protesta social.

Los pueblos de América Latina no detendrán sus demandas sociales, ni con el crimen, ni con la fuerza.

DIRECTORIO NACIONAL ANEF

*Foto: Referencial, internet

Compartir