COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

ANERCICH emite carta abierta para los/as convencionales “Por la soberanía de datos y la función pública”

  Publicado el 26 de Agosto, 2021

El directorio nacional de la Asociación Nacional de Empleados/as del Registro Civil e Identificación de Chile (ANERCICH) emitió una carta pública dirigida a todos/as los/as convencionales. En la misiva argumentan que Chile debe consagrar en la nueva Constitución el resguardo de la soberanía digital y de datos para el tratamiento de la información del Estado, en particular en lo que concierne los antecedentes de las personas.

En el texto, la Asociación hace un repaso histórico de la relevancia, para la función pública, de la misión institucional del Registro Civil, desde su creación en 1943, hasta hoy, poniendo el foco que desde hace 20 años se comenzaron a externalizar funciones de ese servicio, so pretexto de modernización.

“Nuestra mirada no sólo se reduce a la nostalgia o al mero romanticismo. Creemos que la administración de lo que se conoce como el oro del futuro, los datos e información privada de las personas, no puede sino estar bajo el alero de una institución pública”, expresan desde ANERCICH.

La organización sindical explica que falta mayor control por parte del Servicio y mayor potestad para poder controlar la labor de las empresas que se hacen cargo de algunas prestaciones. Como por ejemplo en el “caso pasaportes”, en que la empresa IDEMIA se negó a entregar información a la Institución porque -según ellos- se trataba de contenidos relacionadas con políticas de confidencialidad.

“Mientras escribimos esto, existen varias páginas web que entregan nombre, sexo, rut, comuna y dirección particular de cada chileno/a y no sabemos de dónde se obtiene tal cantidad de datos, dónde están alojados, etc. y no nos explicamos bien cómo llegaron allí”, agregan.

Asimismo, dan cuenta que en las actuales bases de licitación se aclara que los datos serán administrados por el Registro Civil e Identificación, pero creen que en algún momento la empresa adjudicataria tendrá acceso a ellos.

Por otra, parte instan a abrir el debate sobre la soberanía digital y datos incorporados. “Creemos firmemente que los derechos digitales, de identidad y protección de datos de la vida privada son esencialmente un derecho humano, un bien público a preservar, un derecho fundamental que debe estar garantizado y tener rango constitucional”, afirman.

Finalmente, exhortan a los/as convencionales a considerar los contenidos de esta carta y a trabajar para que el Estado recupere algunas de sus capacidades pérdidas.

-Foto: Archivo ANEF

Compartir