COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

Bloque Sindical de Unidad Social exige fin de las violaciones de Derechos Humanos y pide renuncia del General Director de Carabineros

  Publicado el 31 de Enero, 2020

El Bloque Sindical de la Mesa de Unidad Social pidió esta mañana, en el Colegio de Profesores, la renuncia del General Director de Carabineros, Mario Rozas, por la constante represión y asesinato por parte de las Fuerzas Especiales de esa institución, y exigió al gobierno detener las violaciones sistemáticas de Derechos Humanos por parte de agentes del Estado.

Las organizaciones sindicales, entre ellas ANEF, lamentaron el asesinato de Jorge Mora, atropellado por un camión de Carabineros, así como el estado crítico en el cual se encuentra Ariel Moreno, impactado por un proyectil lanzado por los mismos Carabineros. A su vez, repudiaron los prejuicios de la Justicia chilena al momento de condenar las violaciones de Derechos Humanos.

“Exigimos que la Justicia chilena esté a la altura, imponiendo las máximas penas a los responsables de las violaciones de Derechos Humanos. Así también, exigimos se persigan las responsabilidades políticas del ministro del Interior y del presidente de la República, quienes con su actuar negligente solo justifican los abusos de Carabineros”, señalaron los dirigentes.

El Bloque Sindical propuso la creación de un órgano como el defensor de los derechos del pueblo que entregue garantías a la ciudadanía ante las investigaciones en los casos de delitos y crímenes cometidos por agentes del Estado. Asimismo, sugirieron la transformación de todo el cuerpo policial chileno.

Por su parte, el presidente de la ANEF, José Pérez Debelli, manifestó que: “Basta de asesinar a nuestros compañeros, a los chilenos y chilenas. Basta de vulnerar los Derechos Humanos. Lo hemos dicho desde un principio que el gobierno debe cuidar la democracia. Los Carabineros tienen una incapacidad para resguardar el orden público y solo buscan ejercer la represión y asesinar. Por eso solicitamos la refundación de Carabineros de Chile”.

Finalmente, hubo plena condena a los ataques fascistas y nazis, a través de rayados y afiches, que se produjo en la sede del Colegio de Profesores de Santiago.  

 

Compartir