COMUNICACIONES

Inicio / Comunicaciones

Tribunal sobresee a dirigentes de ANFUCHID tras episodio de violencia antisindical en Estadio Nacional

  Publicado el 22 de Diciembre, 2021

Álvaro Muñoz, ex presidente de ANFUCHID y Yerko Cortés, presidente metropolitano de ANFUCHID, fueron sobreseídos en la causa por agresión y daños presentada por el IND-MINDEP, en la audiencia del pasado viernes 17 de diciembre del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, tras los hechos ocurridos el pasado 26 de agosto en el acceso Pedro de Valdivia del Estadio Nacional.

Según lo indicado por el abogado defensor de la Defensoría Popular, Lorenzo Morales, el juez desestimó totalmente los pobres argumentos del Ministerio Público (el IND-MINDEP no presentó querella y compareció como mero denunciante), eximiendo a los dirigentes de toda responsabilidad: “Preliminarmente nosotros sabíamos que los funcionarios del Estadio Nacional habían mentido en el parte policial y en las declaraciones ante la Fiscalía, y que además esto había sido avalado por un coronel de Carabineros que estaba al interior del recinto del Estadio Nacional el día 26 de agosto”.

“Dijeron que Álvaro los había atropellado y que Yerko había roto un portón de acero del estadio de una patada. En su minuto, cuando los defendí en la formalización, pedí la legalidad de la detención y llevamos algunos videos y en ese momento la jueza de todos modos aceptó la formalización, cuestión con la que no estuvimos de acuerdo. Le pedí a la Fiscalía todos los videos que tuviera y me los ocultaron por 15 días hasta que los acusé al tribunal a través de una cautela de garantía porque eso es un atropello a los derechos de las defensas. Luego de eso pedí todas las imágenes de las cámaras de vigilancia del Estadio”.

Más adelante Lorenzo Morales relata cómo las imágenes de las cámaras del Estadio derrumban la inverosímil versión de la autoridad del IND-Mindep: “Hay una cámara que es aérea y esa imagen es fundamental ya que desmiente todo lo que manifestaban los acusadores. Esto es un montaje, de los que hay muchos en Chile, avalado además por el coronel presente, ya que la acusación de Álvaro y Yerko no correspondía a lo que ellos habían hecho. Una vez que vimos los videos pedimos una audiencia de sobreseimiento que es como una absolución, y con los retrasos que hay en el Poder Judicial nos dieron fecha recién para la semana pasada. Ahí expusimos el video y la fiscalía y los abogados del IND, que no fueron capaces de poner una querella, pero de todos modos mandaron un abogado a hacerse parte por víctima, se opusieron con argumentos de muy bajo nivel que el juez desestimó completamente tras ver cinco minutos de un video que duraba una hora. Claramente se verificó que se había forzado una formalización”.

Por otra parte, tanto la defensa presentada por nuestros compañeros como los hechos conocidos por el tribunal dan cuenta de la inconsistencia y el relato falaz de la autoridad. “Cualquier persona que cometa un acto como el que se suponía que habían cometido Álvaro y Yerko, debe quedar citado, pero aquí se esperó hasta la formalización y ellos estuvieron 22 horas detenidos”.

Así, la audiencia de sobreseimiento se cerró con fuertes afirmaciones por parte del magistrado: “El sobreseimiento se dio con palabras bien importantes del juez. Señaló que las palabras de la abogada y sus fundamentos no debieran estar en la boca de ningún abogado, lo dijo con esas palabras. Fue muy drástico porque ella trató de criminalizar la acción sindical, lo que es propio de las dictaduras, buscando hacer un prontuario, lo que está fuera de todo orden. Yo sé que durante la administración Piñera esta gente ha tenido manga ancha para decir hartas cosas respecto a varios luchadores sociales, pero en esta ocasión el juez, apegado de Derecho, le dijo Montesquieu y todo lo que tiene que ver con el liberalismo, no tiene nada que ver con lo que usted expresó. Le dio una clase de Derecho que duró más de 15 minutos y eso fue fundamental”.

Finalmente, el abogado de la defensoría popular describió los pasos a seguir por parte de la organización sindical una vez acreditado el montaje: “Vamos a articular varias acciones legales contra ellos. Esto no puede volver a ocurrir ya que le puede pasar a cualquier persona que tenga una opinión distinta a la administración actual. Se decretó el sobreseimiento con bastantes fundamentos y nos sentimos contentos porque no es algo que nos cayó del cielo, articulamos una defensa en conjunto con los representados, en donde desde el inicio nos opusimos a cada una de las imputaciones. Revisando los audios de las audiencias se comprueba que en todo momento dijimos que las imputaciones eran falsas y los procedimientos, ilegales”.

“Tal y como dijimos en la formalización, aquí hay falsificación ideológica del instrumento público, es decir hay un carabinero que vierte declaraciones que no tienen correlación con la realidad, eso es un delito grave. Lo otro tiene que ver con las declaraciones falsas de los guardias privados y la denuncia calumniosa de la cual se hizo parte de la administración y los abogados de Chiledeportes (IND-Mindep). Respecto a las acciones civiles, si el fallo queda a firme y no hay apelación, o pierden en la Corte, tendríamos derecho a pedir las costas o a demandarlos civilmente”.

Según lo indicado por el presidente regional metropolitano de ANFUCHID, Yerko Cortés, la búsqueda de justicia en el caso comenzó desde el minuto en el que la jueza de turno del tribunal permitió la formalización tras lo acontecido el pasado 26 de agosto: “En la audiencia de formalización la jueza no consideró que lo consignado en el parte policial y la constatación de lesiones fuera corroborado con las imágenes de las cámaras de vigilancia del Estadio, donde se veía claramente que no habíamos hecho nada de lo que nos estaban imputando. Ante estas anomalías nuestro abogado decide hacer una denuncia por el sobreseimiento. Con el material disponible, el juez hizo una revisión de lo declarado por las partes y lo que aparecía en el parte policial y se dio cuenta de que todo era falso: El intento de atropello, que había 20 personas de ANFUCHID haciendo una manifestación, y además se desmienten los daños al portón y la lesión del guardia, donde se encontraron elementos contradictorios, ya que él decía tener un golpe en el rostro y en la constatación aparece que lo tenía en el brazo. El juez además determinó que era completamente falso que el auto se hubiese usado en el episodio. Respecto al forcejeo más duro, que duró alrededor de un minuto, se estableció que es imposible que una persona de contextura normal como yo pudiera descuadrar el portón metálico del Estadio, incluso si yo y Álvaro, que no estaba imputado por daños, hubiésemos actuado juntos, y que, si el portón tiene algún daño, se lo pudieron haber provocado los 6 o 7 guardias privados del Estadio actuando en conjunto. Incluso se me trató de imputar antecedentes previos por otras detenciones que pude haber tenido en otras movilizaciones, lo que también fue descartado por el juez”.

Finalmente, el ex presidente de ANFUCHID, Álvaro Muñoz Marín, responsabilizó directamente a la autoridad del IND-Mindep por este burdo montaje. “Se estableció que jamás toqué a un guardia y que el auto estuvo estacionado a metros de ellos. Esto demuestra la mala intención de Felipe Soto, que a través del Departamento de Comunicaciones y el equipo de la ministra Pérez no respetó la presunción de inocencia tildándonos de violentos. Presentaremos una querella por falso testimonio ante hechos que nos parecen inaceptables”.

*Fuente y foto: Gentileza ANFUCHID

Compartir